Fuera los complejos

Mi infancia ha estado muy marcada por la dermatitis, tanto que sería muy diferente de no haberla padecido. El caso es que siempre tuve complejos, ya que era el único niño que no podía ser igual que los demás. Ya en la adolescencia, mi madre en concreto me preguntaba si tenía algún complejo si me veía desanimado o si quería faltar a clase diciendo que me encontraba mal y enseguida me decía que no me preocupara, que era el niño más guapo y todas esas cosas que una madre le dice a un hijo, y aunque yo siempre lo negara, aunque fuera con la mirada y las palabras, no podía hacerlo con el corazón, ya que en el fondo sí que sentía apuro por mi piel.

Por ejemplo, recuerdo que cuando tocaban juegos de darse la mano nadie quería dármela y yo me sentía muy mal. En el vestuario en horario escolar siempre me cambiaba rápido y el primero para que nadie se fijara en mí. En el kárate me cambiaba tan rápido, y como era tan pequeño, que me dieron el mote de ratón, pero eso fue algo bueno que me ha acompañado durante toda la vida y que sigo llevando con orgullo, aunque ahora con 21 tacos pocos me siguen llamando ratón, como poco, señor ratón. También recuerdo que para conocer gente o presentarme muchas veces tenía que hacerlo diciendo que tenía dermatitis, “tranquilos que no es contagiosa” decía, para evitar que la gente luego se sorprendiera, pensaba que así el que se acercara a mí lo haría sabiéndolo y me trataría normalmente, o algo así. Incluso ya que con 17 años, recuerdo que hubo un par de chicas que me contestaron “yo por si acaso no me acerco”.

Eso me llegó tan adentro que empecé a plantearme cuanto tiempo más iba a seguir así, en el “no tengo complejos, pero entonces porque me siento mal y porque me siento como si tuviera que disculparme por lo que tengo”. Entonces reconocí que sufría cuando la gente me miraba la piel, reconocía que a veces sentía el rechazo de los demás y sobretodo, reconocía que tenía un problema y que era hora de luchar, “he huido demasiados años, he dejado que las cosas simplemente sucedieran, ya es hora de enfrentarme a ello”.

Lo que hice a partir de entonces fue prometerme que nunca más dejaría que la piel condicionase mi vida, lo que soy y lo que hago, que no dejaría de hacer nada por culpa de ello. Decidí pasar de la enfermedad, “¿me pica? pies me da igual, no me rasco”, “¿me miran? pues dejaré de tener heridas”, “me da vergüenza que me vean así; pues que me miren bien, porque si me rechazo a mí mismo como me no me van a rechazar los demás”. Empecé a interesarme por salir adelante de verdad, puesto que todo lo que había hecho hasta el momento no me había servido. Me hice fuerte mentalmente, superando barreras, obstáculos y complejos, y creo que así fue como rompí el principal muro que separa una vida con dermatitis mal llevada de una bien llevada. Cuando lo conseguí alcancé un estado estable y duradero y había una diferencia tan grande a como había estado, que me conformaba con permanecer así durante toda la vida. Así permanecí unos meses, hasta que me di cuenta de que mi situación, sin yo hacer nada más especial, seguía mejorando; al ver que mi estado podía mejorar, me seguí interesando por hacer más hasta el día de hoy. Para mi no existe eso de “me he curado de la dermatitis”, para mi la dermatitis soy yo, forma parte de mi, la he aceptado y he aprendido a convivir con ella, y eso me ha hecho más fuerte, haciendo que sea yo el que gobierne sobre mi vida, y no ella. Por eso yo no creo en “la cura” (a no ser que algún día alguien la traiga en una bandeja de plata), sino en la superación para alcanzar un estado de vida óptimo y estable, que te permita vivir sin complejos y en definitiva, felizmente.

Yo lo conseguí llevando una vida de buenos hábitos, de estabilidad emocional (vivir contento, dando la justa importancia a los problemas que realmente no lo son y todo eso…), de buena alimentación, deporte, actividad y en definitiva, llevando una vida de seguir adelante, sin dejar que las cosas sucedan a tu alrededor sin más, sino llevando el control: retomando ese control que la enfermedad había tomado por mí. Ese es mi caso, pero realmente creo que cada uno se topa con ese momento en el que se replantea la dirección que está tomando su vida, quizá tras tocar fondo, y entonces surge una elección en la que la única opción posible debe ser superar aquello que te ha llevado a tocar fondo, para dar un giro radical a los acontecimientos que ni tu misma/o creías posible. Ten ánimo y confía en ti misma/o  y en los que te quieren, no te dejes superar por las malas situaciones, sé el gato que se mira en el espejo y ve a un león.

15 pensamientos en “Fuera los complejos

  1. Me encantan tus articulos, te felicito por tu blog …dios te bendiga…=D

  2. Muy buen artículo, si señor, se nota que has venido inspirado de las vacaciones. Antes de nada, darte las gracias por tu anterior comentario, y reitero mi felicitación por este nuevo artículo, ya que seguro que muchos de los que hemos padecido esto nos sentimos en mucho identificados y reflejados con lo que dices. Mi historia es larga de contar……pero básicamente lo que comentas de cuando la gente te señala y ya le cambia la cara cuando tienes brotes lo viví desde muy joven y a ciertas edades (y a no tan ciertas) las personas son bastante crueles en ese sentido. Yo incluso opté por llevar mangas largas en verano si así no oía el típico “¿que tienes en el brazo?”. Pero hay que pensar que esa gente si no es por una cosa es por otra, siempre intentarán sacar lo peor de tí, así que si no te pueden atacar por un eccema, lo intentarán por tu pelo, o por estar rellenit@, o por que eres blanquito, etc…, o por cualquier cosa que se inventen para acosar a su presa.
    Pero como muy bien dices, con el paso de los años sabes poner a cada uno en su lado y sobre todo, lo más importante, conocerte a tí mismo. Despues de tantísimos años probando todos los remedios, cremas, potingues habidos y por haber (de eso si se un poco) y de cometer grandes errores, como por ejemplo usar los corticoides como si de loción hidratante se tratara y sin control (también debido a la desinformación que había antes, y el poco control médico y también desinformación que tenían y algunos siguen teniendo), lo cual me ha llevado en la actualidad a padecer una osteoporosis transitoria de cadera, que a causa de una negligencia médica me provocó una fractura de cabeza de fémur, total no quiero seguir por ahí, que bastante mal lo pasé yá. Me quedo con saber convivir con esta enfermedad y que no pueda contigo, como bien dices, comprender que forma parte de tí, sobre todo cuidarse (y los corticoides cuanto más lejos, mejor, por lo menos yo ya agoté el cupo). Saludos de un gato con piel de león, que a veces se siente como un león con piel de gato, jeje….. 😉

  3. Hola, yo viví la discrimanción de mi hija bebe tiene DA de nacimiento así que los primeros síntomas aparecieron al poquito de nacer y estaba cada vez peor el pediatra me decía que era por el frió que su piel se resecaba (hacíamos montoncitos con su piel al cambiarla), llego al punto de tener su cara, cuello, espalda, detrás de las rodillas y orejas en carne viva y el pediatra que decia que no era nada que le pusiéramos cualquier crema hidratante y listo, bueno el caso es que buscamos otra opinión y una dermatologa pediatra y nos dieron el diagnostico de dermatitis at´pica.
    La discrimancion fue a todo nivel y la sufríamos nosotros viendo familiares muy cercanos que no dejaban que sus bebes tocaran a la nuestra o que ellos mismos no la tocaban o el clásico hay dios que le ha pasado se ha quemado, o la típica reacción de todo el mundo al ver un bebe de querer tocarlo o besarle, de ella se apartaban y al principio les decíamos que no era contagioso que era una “alergia muy grande” pero después nos gano la indiferencia y llegamos al punto de que si veíamos que se asustaban allá ellos nos molestábamos y seguíamos nuestro camino, hoy gracias a Dios está muy bien los brotes desaparecieron hace más de un año y ya tiene casi 3 años sólo se hidrata en verano cada 3 días y en invierno a diario y la cuidamos especialmente de los colorantes alimenticios.
    Muchas gracias por el blog, es bueno leer a alguien con experiencias similares

  4. Muchas gracias por vuestros comentarios.

    Para Jose. Yo también pasé por una temporada, bueno quien dice temporada dice años, usando corticoides como si fueran crema hidratante. Claro, a mi familia (inocentemente) y los médicos, cuando les preguntabas si era malo abusar, te contestaban que para como estabas tú no.
    Seguiré intentando hacer artículos útiles para que salgan a la luz muchos más leones :=)

    Para Anónimo. Es triste pero se juzga mucho por las apariencias. Lo que tiene delito es que se le haga a eso a un niño, o bebé, cuando justamente debería ocurrir todo lo contrario, que la gente se sintiera atraída y compartiera el dolor que los demás sientes. No emitiendo rechazo ya es una forma de compartir el dolor, no hay que hacer nada especial. Anónimo, me has dado una buena idea para uno de mis próximo artículos, sobre el rechazo.

    Un saludo

  5. Hola! Acabo de descubrir tu blog navegando por la red, porque suelo buscar cosas relacionadas con la DA y la verdad es que es admirable lo que estás haciendo Dermaheroe. Sin palabras el encontrar un rincón en la web donde puedas expresar tu experiencia y sabiduría en esta enfermedad tan frustrante…. Enhorabuena y sigue así, demostrando que hay que cambiar el enfoque para afrontar esta enfermedad.
    Para mi la dermatitis ha sido algo “nuevo” (entre comillas), ya que mi hermana si que la padecia desde que nació, pero a mi me apareció por primera vez a los 27 años (ahora tengo 30), pero me aparecio de una forma brutal, de unas rojeces en un párpado, que al principio confundieron con una infeccion del ojo, en 3 meses se me extendió por todo el cuerpo y tuve un brote de más 7 meses, horrible, por todo el cuerpo, no dormía por las noches, me convirtió en una persona nerviosa, no paraba de rasvarme, estaba siempre deprimido y amargado y superrallado….. Leía mucho sobre esta enfermedad y lógicamente me mandaron de todo: corticoides orales, inmunosupresores, antihistamínicos….etc pan para hoy y hambre para mañana, porque cuando terminaba el tratamiento me surgían los brotes mas intensos y las marcas se iban agrandando….hasta que acabé por todo el cuerpo, todo, imaginaroslo, lleno de circulos rojos e inflamados, acabando en urgencias y cuando el medico me vio, le cambió la cara, la verdad q impresionaba….
    Bueno, la conclusión que os quiero transmitir con esto y despues de tantas comidas de cabeza que tuve, es que se puede sobrellevar esta enfermedad de una manera menos tormentosa. Resumo mas o menos mis conclusiones:
    – Cremas hidratantes: no porque sean mas caras son mejores (negocio farmacéutico). La cuestión es dar con una que sienta bien a tu piel, yo he probado con muchas y al final utilizo: para la cara las de la marca del Carrefour, una linea cosmetica para hombres, me dan buen resultado; y para el cuerpo las del Mercadona, la de pieles atópicas y con urea. Si se recomienda utilizar la misma crema al menos 2 meses para q la piel asimile bien las propiedades y descansar y utilizar una crema diferente (3 semanas-1 mes) para que no se acostumbre la piel a la misma crema, da resultados eh.
    – Evitar utilizar cremas corticoides e inmunosupresores (tipo Protopic), salvo en casos de extrema necesidad. Yo lo tengo comprobado, zona q empiezo a tratarme con cremas puercas de estas, al final me van saliendo mas grandes cuando dejo de aplicarmelas.
    – Alimentacion saludble, coger un hábito de beber mucha agua al día, comer verduras, cenas ligeras, evitar la leche de vaca, alcohol y tabaco, etc lo que todos sabemos.
    – Hacer algo de deporte, coger una rutina diaria o semanal. A mi esto es de lo que mas me ayudo.
    – Y sobre todo estar tranquilos con nosotros mismos.

    Con estas 4 cosillas tontas, pero reconozco que dificiles, a mi me ha mejorado muchisimo, no digo que me haya desaparecido 100% la DA, pero si se puede haberse reducido en un 85%. Recurri a naturopata y dermatologos y al final nadie conoce mejor esta enfemedad que tu. La medicina tradicional solo d soluciones superficiales a una enfermedad compleja y que hay que atacar a su raiz…..

    Me explayo con el post…..lo siento.
    Termino diciendo que los que padecemos esta enfermedad coincidimos en una cosa, como patrón común, y es que somos unos valientes, que tenemos coraje, que no nos rendimos….y que hay que trabajar el autoestima, no bajar la guardia y luchar constantemente….somos como guerreros pequeños que cargamos un traje demasiado pesado. Animo a todos y tened mucha confianza en vosotros mismos, no estamos solos y no somos raros, somos valientes.

    PD. (siento si hay alguna incoerencia en el texto, pero estoy casi dormidito, estamos en contacto para mas aclaraciones).

    • Hola radiohead82. Mil gracias.

      Veo que lo has pasado muy mal y también tu hermana. Me alegro de que hayas “guardado partida” tras esos 3 duros años y ahora puedas decir que tienes el tema controlado; y seguro que tu hermana también. Estoy de acuerdo con todos tus razonamientos y me sorprende que en tan poco tiempo sean tan acertados.
      Lo último que has dicho es muy importante, y si no se tiene valentía, hay que buscarla, hay que crearla, tú con los tuyos y en todos los aspectos de la vida.

      Tu historia y la de tu hermana me interesan mucho, por eso me gustaría que escribieras un artículo para el blog, si te apetece, contando un poco de forma amena y clara aquello por lo que habéis pasado, qué os ha hecho más fuertes…

      En cualquier caso, gracias por tu visita y seguimos en contacto.
      Un saludo

      • Bueno, sinceramente, la forma de afrontar este tema discrepa entre mi hermana y yo. Mi hermana, que la padece desde que nació, pero es verdad que no ha sufrido brotes fuertes y rebeldes como por los que yo pasé, afronta la enfermedad como lo prescribe los médicos, es más escéptica que yo a cambiar el concepto de una enfermedad y como afrontarla, ella siempre sigue las recomendaciones de los médicos y utiliza constantemente cortisona e inmunomoduladores (protopic). Yo los utilizo para casos muy excepcionales y cuando me afectan a zonas molestas y mas visibles…..
        En realidad, con este tema nunca sabes 100% si lo estás haciendo correctamente, si son las circunstancias del momento las que ayudan a que uno se mejore, pero yo soy de los que piensan que es posible la curación, o al menos la mejoría, a partir de otros métodos, que no son los que ofrece la medicina tradicional. Creo que la sociedad sobrevaloramos las opiniones y diagnósticos de los médicos, como si contuvieran la verdad absoluta, y más en esta enfermedad, tan personal y diversa en cada uno de nosotros, no nos sirven las recomendaciones generales, como en mi caso pasó cuando he io a los dermatólogos, que sólo me miran la piel, los ecemas, y sin apenas preguntar, te dicen que tienes dermatitis atópica y te dan un tratamiento que es el mismo que les da a todos…. a mi también me gustaría ser dermatólogo jejeje. No es por ofender y cuestionar su labor, ni mucho menos, sólo digo que ser médico es una profesión más, y , como en todas, los hay buenos, malos y regulares…y hasta los buenos profesionales se equivocan…. bueno, y ya sin hablar, si reflexionamos, del desinterés que puede existir por parte de la medicina de encontrar una solución definitiva para curar esta enfermedad, pero que no interesa por el gran negocio que implica para las farmacéuticas: cremas supercaras que se utilizan de manera habitual y tratamiento que no se receta ni subvenciona: una ruina para nosotros, pero un gran negocio, que si se descubre la cura, arruinaría a varias empresas…… he ahí el dilema, economía y salud. dudáis qué es lo preferente???
        ….perdonad por el ladrillaco que acabo de soltar jejjee, pero es que sobre esto me puedo tirar escribiendo horas….. saludos a todos, ánimo y seguimos en contacto!!

  6. De acuerdo. Me resulta difícil de entender que tu hermana no se haya contagiado de tu visión. Sólo de escuchar “protopic” me entran escalofríos brrr…
    Sería una ruina para todas las empresas, pero me cuesta creer que en caso de que lograran una cura no lo dijeran. Aunque, como el mundo a veces da señales de haberse vuelto loco…
    Tocas tantos temas que me has dado varias ideas para próximos temas, como “Confianza ciega” en los tratamientos.

    Ahora me planteo, tu con tu visión has logrado, vamos a decir que has reducido tu DA al 85% como decías en tu anterior comentario, mientras que tu hermana tiene que tomar cortisona o el tratamiento que le de su médico. Tú podrías haber hecho lo mismo pero no. ¿Que te dice tu hermana? ¿qué le parece lo que has conseguido y como lo llevas?
    ¿qué te dijo tu dermatólogo (si es que fuiste) cuando vio que mejorabas sin sus tratamientos?

    Un saludo, Gracias!!!

    • Mi hermana quizás no asocie mis logros a mi cambio de actitud, además como ve que no se me ha quitado 100%…. cree que es algo circunstancial, y considera, a lo mejor, que el brote gordo que me dió quizás fue algo puntual, que también me vino por otros temas personales que me provocaron mucho estrés…. también de trata de una cuestión de mente y actitud, y mi hermana (que yo la quiero muchisimo) sinceramente no la tiene, ella prefiere la solución rápida y borrar superficialmente la DA….no se si me he explicado bien.
      A los dermatologos les di de lado, a mas bien ellos me dieron a mi…..me diagnosticaron la enfermedad y , me pusieron tratamiento (hidratantes y protopic) y me dijeron que ya no volviera mas, que tenia q aprender a controlarla y que con el paso del tiempo me daria cuenta si estaba relacionada con episodios de asma (porque soy asmático) ??? no le vi mucho sentido….me sonó a: frase de especialista que te digo cuando no tengo ni idea……. y una vez fui a urgencias, pero me mandaron corticoides orales de nuevo y pasé de tomerlos, así que no voy a dermatólogos, quizas porque tampoco lo necesité, no lo se….. Yo solo sé, que cuando pasé 1 año con el brote infernal, me comí muchisimo la cabeza, prové mas de 40 cremas, naturopatía y mil y una historias….. y llegué a la conclusión de que tenía que cambiar de hábito y de estilo de vida, desde la alimentación, hasta psicología….. también m noté una gran mejoría cuando me desrallé por una mala relación sentimental por la que estaba pasando , creía que tenía dermatitis…… es que son tantos factores que “creo” que han estado interrelacionados en esto….. Mas adelante iremos hablando e iremos desgranando detalles….

      Ah! una consulta, recomiéndame algo para los labios, que es la zona que tengo más afectada ahora…

      • El factor psicosomático influye muchom así como la alimentación. Y como cada caso es muy personal, realmente solo uno mismo puede saber qué es lo que más influyó. Lo que importa es que vamos bien mientras mejoremos, cuando muchos dermatólogos no son capaces con sus tratamientos (no todos).

        Si te paras a pensar llevar una vida de buenos hábitos, alimentación…supone cierto esfuerzo, pero en verdad es algo todo el mundo con o sin DA debería hacer, es decir, que debería ser lo común, y que lo común no sea lo contrario. Es como que tirar la basura a la papelera es de sentido común ¿y entonces por qué hay gente que ensucia las calles?
        Bueno, sea para tratar una dermatitis crónica o una de 3 años, los buenos hábitos y la buena alimentación ¡daño no van a hacer, como mucho, te mejoran, es lógica!

        Me haces una de las preguntas más difíciles. Si solamente tienes en los labios, lo común es tener sequedad (que se soluciona con un pelín de tu hidratante) y en última instancia grietas. Si tienes grietas te recomiendo evitar sonreír y hablar en exceso (parece broma pero funciona) y evitar la sequedad extrema. Para tratarlas, mantenerlas limpias y cuidarlas mucho. A veces me doy un poco de alcohol con un bastoncillo, aunque duele bastante y luego con mucho tacto.

        Pues ya sabes, y si quieres escribir comentarios más largos, merece más la pena que escribas un artículo sobre tu experiencia!

  7. Muy buenas! He encontrado este blog buscando cosas sobre la dermatitis atópica, algo que últimamente hago muchísimo, quizá buscando consuelo en otras personas que lo sufren igual que yo o a encontrar una revelación que coincida con mis circunstancias y me haga plantearme una curación… A veces he llegado a pasarme horas en el ordenador…
    Pero nada. La dermatitis atópica forma parte de uno mismo. Es una putada, porque ciertamente es una relación paradójica, ya que tienes que luchar contra ella, al ser objetivamente algo negativo, pero en el fondo forma parte de ti, de tu cuerpo, de tu piel que es el órgano más extenso, y muchas veces al final lo que tienes que hacer es considerar a tu piel como parte de ti, que lo es, y no tanto como “intentar arreglarlo” sino adaptarte a ella. Yo a veces pienso que la piel misma también sufre, que no pica porque ella quiera, que es un defecto y es lo que hay, y justo lo que necesitamos es cuidar nuestra piel, mimarla, tratarla bien.

    Los que tenemos dermatitis atópica sabemos que eso es bien difícil: es mucho más fácil echar la culpa del sufrimiento a esa piel seca, enrojecida y tan incómoda que sólo nos hace la vida más difícil. El primero al que le cuesta, incluso escribiendo esto (mientras con la otra mano me rasco en la pierna…), es a mí. Pero me lo dijo una vez una chica, y me convenció bastante, a pesar de lo que cuesta.

    Me parece que tu blog es una buena iniciativa. Yo he estudiado audiovisuales y me muevo en ese terreno, y visto lo visto, cada vez estoy más convencido de que quiero hacer un documental sobre la psoriasis y la dermatitis atópica (más la DA, q es más incomprendida). Descubrir a través de 2 o 3 personas cómo se vive esta enfermedad. Creo que dentro de unos años lo conseguiré jejejj…

    Y es que al final, lo que hace que uno esté mejor es el apoyo de los demás, la comprensión, y el cariño, evitar los rechazos, y evitar a las personas que te rechazan. Es muy razonable que sea desagradable (yo mismo a veces -pocas por suerte- me echo a llorar frente al espejo, como si viera a otra persona…). Pero afortunadamente, en mi caso, me he encontrado más gente comprensiva y natural que con intención de rechazar. Es más, ahora mismo, soy yo el que se preocupa hacia los demás, es decir, que no me apetece que me vean, o no me apetece que una chica, por ejemplo, me acepte así, o que me vea desnudo… Todo cuesta mucho más, y el caso es que la barrera me la estoy poniendo yo mismo.

    En fin, esto daría para una gran conversación, pero tampoco quiero extenderme mucho. Justo hoy estoy escribiendo tras haber recibido la noticia decepcionante de que me han denegado un tratamiento bastante bueno (aunque algo arriesgado, ya que es un inmunomodulador biológico de estos…), y todo por la pasta, porque la SS no se lo puede permitir con esta crisis. Me he venido muy abajo, sobre todo porque llevaba 2 semanas ilusionado, y contando con que estaría muy bien (ya probé otro que fue un milagro… pero que tuve que dejar por peligroso en otras personas).

    Mi dermatólogo, que ha probado de todo conmigo, ya hoy me ha mirado como diciendo: ya no sé qué hacer. Voy a probar otra vez otro tratamiento que en muy bajas dosis no me ha funcionado, pero voy a subirlo. Si esto tampoco funciona, dejaré de meterme tanta mierda al cuerpo… Pero no veo mucho más. Es lo que hablabais más atrás: los intereses farmacéuticos. Tantas cremas, tanto vende-milagros, se iría al garete con una cura definitiva. Desgraciadamente, aparte de los intereses, está claro que la dermatitis aún no tiene cura, y que no se sabe su funcionamiento exacto. Es lo que hay.

    En cualquier caso, animarte a seguir escribiendo, a seguir luchando, porque tienes palabras de ánimo que se agradecen mucho y que deberíamos aplicarnos mucho. Eres un valiente y te felicito! 😉 Yo siempre lo pienso: que no se atrevan a decirme que me quejo, porque es lo mínimo que podemos permitirnos hacer, que una queja o dos al día no hacen daño a nadie comparado con lo que hay que aguantar toda la vida.

    Hay algo clave, que es saber que no puedes poner todo en la dermatitis, que te condicione para todo. Es muy duro, y es muy difícil, pero es así: no podemos tener la cabeza en la piel las 24 horas del día, porque si no, no salimos de la cama.

    Ánimo a todos y todas! Un abrazo!
    Podéis seguirme por twitter @alternate_javi (es más! te animo a hacerte uno para anunciar tus publicaciones, dar consejos diarios, etc. Puede ser una buena herramienta 😉

    • Mucho ánimo @alternate_javi, tus palabras me han recordado a mi hace 2 años, cuando terminaba de trabajar y llegaba a casa y me tiraba horas mirando por internet cosas sobre la dermatitis……. Mi consejo: no te rayes tanto, es contraproducente, estas permitiendo que este tema te obsesione (y sé que es muy fácil decirlo y otra cosa es actuar), céntrate y aprovecha de la gente que te quiere y te acepta tal y como eres, que comentas que tienes mucha gente así a tu alrededor, no te pongas barreras por tu aspecto, y disfruta de la vida…… al final seguro que remitirá, ya lo verás, y poco a poco la piel se irá regenerando, no te impacientes y sigue los consejos de hábitos saludables…. mantén tu cabeza ocupada y no preocupada! Mucho ánimo y no desfallezcas que todo mejorará, te lo digo por propia experiencia…

      • Muchas gracias! Ahora que no tengo absolutamente ningún medicamento (excepto algún antihistamínico para algunas veces, y el protopic en algunas zonas), estoy planteándome intentar hacerme la prueba de alimentación, pero por lo que he visto cuesta mucha pasta… Probé la homeopatía, aunque por poco tiempo, y me dio muy buenas vibraciones. De hecho, el medicamento que me dio esta buena mujer era para “heridas” de otro tipo, y para sacar fuerza de dentro frente a cosas pasadas que de alguna forma me habían marcado y se reflejaban en mi piel.

        Lo cierto es que no he notado mejoría, ni empeoramiento… En fin estoy hecho un lío, porque no sé si volver a meterme el medicamento ese, que sé que me lo mejorará un poco, aunque no sé hasta cuándo durará… y me da miedo que se agrave precisamente por eso. De hecho, es de coña, pero parece que soy un rebelde o un superviviente, porque me echen lo que me echen (han ido de menos a más) parece que al pasar el tiempo la dermatitis lo sobrepasa… Yo qué sé.

        Esto es cosa de decisiones, está claro, pero a todo el mundo le dan miedo los efectos secundarios, o el que algo no funcione… Y lo peor es que cada persona me dice una cosa, y el que tiene q decidir soy yo, pero no me decido.

        Te haré caso, radiohead82, porque tienes toda la razón. Y lo cierto es que, a pesar de que he dado una imagen un poco derrotista, me habéis pillado en mal día… xD Porque normalmente intento tomarlo con filosofía… Pero agradezco que se me recuerde de vez en cuando esas cuatro cosas q me has dicho, así que gracias! Intentaré grabarlas en la cabeza!!

        Un saludo! 😉

  8. Se que pasar por esta enfermedad es muy duro, entiendo la baja autoestima que provoca y la verdad es que es algo que no se le desea a nadie, he estado en esta situación por varios años y también he probado de todo, perdiendo poco a poco las esperanzas, hace 1 semana empece un tratamiento que se basa en la alimentación, hasta ahora he notado una mejoría, espero que asi siga y en algun momento llegue a olvidarme de esta enfermedad. Como comento radiohead82 mucho tambien tiene que ver con la mente, asi que estoy tratando de pensar positivamente y tener fe que podre mejorar muy pronto, les recomiendo que visiten la pagina y se animen a seguir los consejos saludables.

  9. Para @alternate_Javi. La enfermedad te ha fastidiado como lo hizo conmigo y con muchos otros. Por eso te entiendo perfectamente y me parecen naturales todos tus pensamiento. De hecho, ya conocías muchas de las cosas que quería transmitir en este y otros temas, porque las has explicado con mucha naturalidad y sinceridad, como que las habías descubierto tu mismo.
    Te estás interesando por curarte y eso es muy importante. En tu lugar, no optaría por ninguno de esos tratamientos, la prueba está en que los has tomado y la dermatitis ha vuelto. Eso sólo sirve para recuperarte una temporada para que luego la caída sea peor. Busca la solución primero en ti mismo, con tus propios medios, adopta todas las “buenas medidas” que puedas primero, que luego ya habrá tiempo de tomar medidas extremas. La suma de pequeños detalles van influyendo poco a poco positivamente en esta larga lucha. Es difícil encontrar algo que de repente, por sí sólo, te de una solución.

    Que idea tan buena lo del documental, seguro que sería muy bien recibido. Por ahí están las plataformas de crowdfunding en las que se da mucho apoyo a este tipo de proyectos. http://www.lanzanos.com/

    Para Paola. El factor psicosomático influye mucho, y una buena alimentación solamente influirá positivamente. De todos los pequeños detalles de los que te puedas ocupar, tu piel estará agradecido. Es como lo de estudiar un poco todos los días, “es un rollo”, hay que tener disciplina, pero cada vez se hace menos duro y al final tiene recompensa.
    Muchas gracias. Mejórate.

Los comentarios están cerrados.