Cómo lavarse las manos

Lavarse las manos es vital. El peligro se multiplica al rascarnos con las manos sucias. Peligro de todo, de infección, de reacción inflamatoria, de herida. Cualquier cosa es peor con las manos sucias, ¡es de sentido común!  Mucha gente no lo hace, lo cuál me sorprende un montón, ya que lavarse las manos, por muy mal que te vaya, te va a ahorrar problemas luego. Puedes verlo como una inversión.

Los momentos idóneos para lavárselas son al volver de la calle, después de comer cualquier cosa, al llevar exceso de crema y al trabajar en cualquier faena que nos las ensucie. En general, es fácil darse cuenta de cuándo tenemos sucias las manos, lo difícil es no ignorar y coger y molestarse en cruzar la puerta del baño, que reconozco que a veces no apetece. Las toallitas húmedas estas de los niños suelen ser bastante útiles en cualquier situación y cuando no estás en casa.

Recuerdo que de pequeño, con la energía que llevaba en el cuerpo, no era capaz de pararme ni un segundo a lavármelas (entre otras cosas porque no me gustaba el contacto con el agua) a pesar de que mis padres insistían. Y ahora, pasado tanto tiempo me doy cuenta de lo bien que me habría ido en su día de haberme dado cuenta antes. Así que padres, obligad a vuestros hijos que lo hagan que os lo agradeceran más adelante.

Lavarse las manos puede hacerse rápido y bien. Nos echamos un poco de jabón, dejamos un hilo fino de agua, y hacemos unos buenos giros de manos. No hace falta llegar completamente hasta la muñeca: lo más importante son las yemas de los dedos y después las palmas. No os creáis que yo que me paro tantas veces (de 6 a 10 al cabo del día) lo hago concienzudamente. Si sé que sólo me he manchado las llevas de los dedos, por ejemplo, si me he comido un trozo de chocolate negro, pues me lavo solo esa parte y también la boca. Mecachis, la boca se me olvidaba, también es importante darle un repaso de vez en cuando si la situación lo exije; no podemos esperar hasta que nos lavemos los dientes.

Podemos utilizar cualquier jabón, pero en particular no recomiendo los de pastillas porque muchos te dejan las manos antideslizantes, un efecto raro que no puedes frotar una con otra aunque quieras porque se atascan. No recomiendo marcas de jabones, ya que a cada uno le funciona mejor uno u otro. A mí normalmente no me suelen dar problemas hayá donde voy y nunca me he preocupado por buscar uno en especial (hoy en día desde el más barato ya lo anuncian que es para pieles sensibles y esas cosas). Sin embargo, hay unos jabones especialmente potentes, agrevisos para quitar la grasa, que no te recomendaría que usaras aunque tuviras manchas fuertes. Por cierto, recuerdo que una vez el dermatólogo me recomendó la marca Eucerin, compramos todo lo que nos dijo (gel, champú, aceite y jabón de manos) y no me servió para nada ninguno, así que con estas cosas siempre hay que probar.

Por último, es recomendable y a veces necesario hidratarse un pelín tras el lavado (ya sabéis como hacerlo) y no hacerlo con las manos húmedas.

5 pensamientos en “Cómo lavarse las manos

  1. Lo primero es lo primero gracias por la web y enhorabuena por ella. Acabo de descubrir este sitio y me viene muy bien porque llevo un año fatal con la dichosa dermatitis. Has sacado el tema de lavarse las manos pero aun no el de las duchas, en cualquiera de los dos casos la pregunta es obligada: ¿que jabones son buenos o menos malos? Se me ocurre otra pregunta, no se si tu habras tenido el problema de la dermatitis en la cabeza tambien, ¿que hacer? con el pelo no puedes echarte crema ni la odiada cortisona, ¿el alcohol, tambien va bien en el cuero cabelludo? Bueno de momento no voy a seguir preguntando aunque tengo mas dudas porque me estoy alejando del tema inicial.
    Un saludo

  2. Ya ves tú, muchas gracias 😀 el blog realmente será útil cuando mucha gente participe.
    Leí ayer tu mensaje pero preferí seguir tu consejo diractamente ya que realmente era oportuno hacer un tema sobre ducha tras el de las manos. El enlace: https://dermatitisatopica.wordpress.com/2012/03/01/duchandose/

    Te agradezco que me preguntes porque siempre se me va a escapar algo, aunque procuraré que no. En cuanto al jabón de manos, debes usar el que mejor resultado te dé: de nuevo ocurre como con las cremas, que a unos les funcionan y a otros no. Desde luego debes evitar aquellos que te dejan las manos anti deslizantes tras el lavado (que lo suelen hacer los de pastilla). En general cualquier jabón normal y corriente puede serte válido.

    En la cabeza creo que he tenido, pero como el pelo siempre lo he considerado como una zona sagrada o más bien rara, aunque me ha picado nunca me lo he rascado, o lo he intentado evitar más que con cualquier otra cosa, es decir, que no en esa zona no he tenido grandes problemas. No, el alcohol no te lo eches en el pelo. Lee primero el tema de la ducha para coger ciertas sensaciones de la idea general del proceso de ducha, y ahora simplemente te recomiendo que lo trates con mucho cariño, que bajo ningún concepto te lo rasques, que es la forma que tienen las heridas de desaparecer y que incluyas en tu dieta alimentos que lo fortalezcan (que por lo mismo se recomiendan para evitar la caída de pelo), por ejemplo, la levadura de cerveza. Quizá ya lo sepas, pero tiene sentido que si fortaleces el cablleo, de alguna forma la piel que lo sostiene tiene que fortalecerse también. Te dejo algunos enlaces interesantes pero investiga tu mismo:

    http://www.vitonica.com/alimentos-funcionales/la-levadura-de-cerveza-un-remedio-contra-la-caida-del-cabello
    http://www.trendenciashombre.com/cabello/los-mejores-alimentos-para-tu-pelo

    No te cortes en preguntar si no te dan miedo mis parrafadas, y si te son útiles.
    Un saludo 🙂

  3. He descubierto el blog hace unos días, y la verdad es que me ha ayudado mucho. Está claro que la dermatitis está ahí y los síntomas son un hecho, pero a veces es psicológico. Por ejemplo en el tema del picor. El picor es real, pero muchas veces lo agravamos sin darnos cuenta, por los nervios, la angustia de vernos la piel así, o por pensar demasiado en ello. Y sí que es verdad, que si buscas algo que hacer y mantienes las manos ocupadas, consigues evitar rascarte. Viene bien hablar con más gente que también le pasa, porque muchas veces tu entorno no te entiende, y aunque intenten apoyarte, no saben lo que es si no lo tienen. Volviendo al tema de las manos, yo me las lavo mucho porque soy peluquera, y cada vez que toco un producto me las lavo después. Porque creo que mi dermatitis es alérgica o de contacto, no lo sé, estoy pendiente de pruebas. El caso es que cuido mucho la higiene en manos y brazos, que es donde me sale, pero yo sí que utilizo esas pastillas de jabón “antideslizantes”. Sí que es cierto que es una sensación rara el no poder frotar, pero me gustan más porque son 100% naturales, de glicerina, y así me aseguro de que no lleven nada que haga reaccionar a mi piel. Luego me hecho un pelín de crema y ya está. Enhorabuena por el blog, le visitaré de vez en cuando 😉

    • Sin duda estoy contigo en todo lo que dices Jenny.
      La verdad es que debería volver a probar algún jabón de pastilla…creo que lo haré cuando se me termine el de bote que tengo y haré una entrada con una impresión renovada a ver si ahora lo veo de otra forma.

      Nos vemos por el nuevo blog, un saludo y gracias 😉

      • Lo ideal sería que probases varios a ver cuál te va mejor, pero si quieres una recomendación, el mío es uno del Mercadona. No recuerdo la marca, pero sé que es la típica pastilla marrón/naranja de toda la vida, y vienen en un paquete de 3. Ponía 100% glicerina pura, natural y sin detergentes sintéticos 😉

Los comentarios están cerrados.