Niños con demasiada energía, inquietud… ¿o picor?

No sé si os habrá pasado que, cuando te pican los mosquitos, te viene una sensación de picor concentrada haya donde lo han hecho que es incontenible. Es que podrías estar rascándote hasta que te hicieras sangre (yo lo he hecho). Es un picor que incluso supera al de la dermatitis porque es muy repentino, fuerte y concentrado, aunque al poco desaparece, sobre todo si te distraer. Pues toda esa inquietud que te ha creado uno o dos picotazos es la sensación que tenemos nosotros con la dermatitis, siempre. Cuando más haya por el cuerpo peor, ¡no puede dejar de picarnos! Entonces cómo vamos a permanecer quitos. Nosotros sabemos que si nos distraemos el dolor y el picor se van. No sabemos por qué, pero nos hemos puesto a jugar y parecíamos olvidarnos de todo lo demás, de los deberes, de merendar y también de las preocupaciones.

Entonces, los niños con dermatitis no tiene por qué ser hiperactivos, ni es que tengan mucha energía, ni que no puedan estarse quietos en el mismo sitio, o que no puedan estar simplemente sin hacer nada, aburridos. Es que NECESITAN hacer algo. En el momento en que ellos terminan, la enfermedad se cobra todo el protagonismo; eso es lo último que queremos. Y una vez que la dermatitis tiene el papel principal es cuando nos rascamos, cuando caemos en su hechizo. Y es muy difícil salir de él, ya que nos llama y tiene la capacidad de poder interrumpirnos aunque estemos distraído. Por eso, nosotros no sólo tenemos que tener el papel protagonista sino además ser los directores de toda la obra: ahí es cuando somos capaces de controlarla y darle el papel que queramos, cuando queramos y como queramos.

Recuerdo que de pequeño siempre he jugado mucho con los Lego, estos juegos de construir con piezas. Eran maravillosos. No sólo me divertía, sino que además podía construir tan rápidamente como mi capacidad fuera y tan libremente como la imaginación me lo permitiera. Era un juego que podría exprimirme al máximo, no dejando lugar para más cosas. En ese momento recuerdo que me podían dar de comer todo lo que quisieran, ya que yo simplemente abría la boca como un robot. Estaba totalmente abstraído. Y lo mejor es que tenía las manos ocupadas y podía expresarme a través de ellas sin rascarme. También empezó a ocurrir con los videojuegos (con la llegada de pokémon y la game boy). No sólo me gustaban, sino que podía abstraerme del mundo y vivir toda una experiencia que me daba a mí la el control y me ayudaba a quitárselo a la enfermedad, porque estaba ocupado y no me rascaba, no me hacía caso. Entonces, un niño a demás de desarrollar una actividad porque le guste, puede buscar en ella el amparo de la abstracción que le permite olvidarse de las preocupaciones de su enfermedad.

En resumen, lo normal es que tu niño tenga muchísima energía, precisamente porque es un niño, ¡la hiperactividad no tiene nada que ver! La enfermedad solo le incita, le molesta, le provoca y el tiene que buscar salida para hacer caso omiso a todo ello. Dale todo tu apoyo, haz actividades con él, que le distraigan, que le ayuden en su empeño. No te dejes abrumar, intenta no terminar ni con tu paciencia ni con tu energía, porque tu formas parte del control que tiene sobre su enfermedad y el lo percibe; si tu flaqueas el flaquea. Sé el canguro que lleva a su retoño consigo y lo protege hasta que se hace fuerte.

9 pensamientos en “Niños con demasiada energía, inquietud… ¿o picor?

  1. No hay duda de que no son hiperactivios yo lo he comprobado mi niña cuando nada le pica es una santa pero cuando le salen las rojeces se pone de los pelos y no para quieta un segundo, incluso al dormir.
    Me encanto tu frase es muy tierna.” Sé el canguro que lleva a su retoño consigo y lo protege hasta que se hace fuerte.”

  2. Sí, quiero transmitir la ternura que hace falta que los niños experimenten. Es muy bonito y de verdad, nosotros lo percibimos, lo notamos enseguida.
    La dermatitis crea un fuerte lazo de unión en la familia.
    Estoy contento de tener una madre así escribiendo comentarios! Un abrazo!

  3. Felicidades por tu blog, me está ayudando mucho para afrontar la DA de mi hija de 9 meses.
    Con tu post he empezado a entender el carácter, la inquietud y la ‘hiperactividad’ de mi hija. No para en todo el día, es muy curiosa, gatea desde los 7 meses y parece que todo le interesa. Y creo, como tu dices, que es su propio remedio para olvidarse del picor, pues ya lleva 4 meses NON STOP con un brote en el 60% de su cuerpo. Cambiarla, vestirla, ducharla, ponerle cremas es un martirio. Para ella, que sufre, para mi, que la veo sufrir.
    Es demasiado pequeña para que nos explique cómo se siente, qué cremas o tratamientos le van mejor, y como vamos tan a ciegas, a veces nos desesperamos.
    Por eso me gustaría pedirte que toda la información que nos puedas dar sobre cómo te hubiera gustado que te trataran, qué es lo que más necesitabas cuando eras más pequeño (entiendo que de bebé será complicado que te acuerdes), toda lo que nos puedas transmitir de tus primeros años seguro que nos ayuda mucho a nosotros y a otros padres con hijos atópicos.
    Mil gracias

    • Hola Saida, muchas gracias.
      Siento haber tardado en escribirte. He hablado con mi madre, que sigue con mucho interés lo que hago, para que me ayude aportando ese punto de visión de “padres”, del “cómo te gustaría que te trataran” que me comentabas, y va a escribir algún artículo para el blog al que yo también aportaré mi experiencia. Por ejemplo, el primero que ya lo tiene a mitad, va a ser el de “Noches, padres, hijos y dermatitis” (que hace tiempo que dije que haría), y que mejor forma que aportando de primera mano la visión de unos padres.
      Mi hermana dice que igual también se anima. A mi padre sería más difícil pero igual lo convenzo.

      En cualquier caso, gracias a ti por comentar y por aportar tus ideas, sigue por aquí de vez en cuando! Un saludo

    • Tenemos una hija de 9 años con dermatitis generalizada en todo el cuerpo, ahora estamos probando con la acupuntura y hemos podido dejar los antihistamínicos, vamos poquito a poco.
      Estos blogs de gente que se ha curado son de gran ayuda, por eso te animo a que eches un vistazo a la pàgina de “atopicos curados” y la página de “Adea”. Suerte que esto se cura, solo hay que encontrar el cómo.

  4. Estoy desesperado tengo dos hijos atopicos la mayor tiene 6 años el menor tiene 3 años el niño pequeño tiene brotes por las noches no nos deja dormir, me siento impotente de no poder hacer nada le hidrato la piel a cada rato es un niño muy activo la mayoria del tiempo esta saltando corriendo… me gustaria que me ayudaran diciendome algun remedio natural para el picor les pido de favor estoy desesperado …por las noches me grita diciendome papa rascame los huevos el niño duerme muy poco y se duerme muy tarde de la noche por favor ayudarme

  5. Hola wilson,
    De momento sólo te puedo recomendar que te leas este artículo https://dermatitisatopica.wordpress.com/2012/04/18/dermatitis-noche-dormir-cama/
    Más adelante hablaré más sobre la noche y el picor (de hecho ya tengo casi preparado algún artículo nuevo). Al ser tan jóvenes su fortaleza tanto física como mental es mucho más reducida que la de un adulto, y ahí tenéis que estar (y sé que estáis) los padres. Algunos consejos básicos: cuidar la alimentación, sobre todo por la noche para que se vaya tranquilo, tener las uñas cortas para que el daño sea menor, y que haga mucho deporte durante el día para que se canse. Por el blog tienes repartidos estos temas profundamente comentados y estoy seguro de que encontrarás más información que podría resultarte útil o que te dará alguna idea.
    Ánimo y consulta cualquier otra duda, no te desesperes. Ah, y que no se rasque bajo ningún concepto la zona genital.

  6. Hola buen dia, hace tres dias le detectaron a mi hija esta enfermedad y estoy muy preocupada y angustiada, ahorita esta en crisis llena de ronchitas por todo el cuerpo , ella es pequeñita solo tiene 2 añitos y no para de rascarse hasta sacarse sangre, la verdad sufro mucho al verla asi , y como dicen ella es muy inquieta y en las noches no descansa , se mueve toda la noche por la cama, llora, en el dia es super inquieta. Estoy leyendo tu pagina y tus aportes, estoy aprendiendo de esta enfermedad para poder a ayudar a mi hija a sobrellevarla , la verdad me asusta mucho y estoy desesperada, pero seguire leyendo y aprendiendo todo lo que pueda para mejorar la calidad de vida de mi hija , aunque pues aun es pequeña y no entiende que no debe rascarse , pero en fin , le pido a Dios sabiduria y paciencia para sobrellevar esta situacion, gracias por tomarte el tiempo de escibir tu experiencia de vida y con esto ayudar a los demas , eso habla que eres una persona especial…..

    • Gracias. Pienso que todos los que nos vemos obstaculizados por dificultades, sobre todo si estas nos acompañan durante toda la vida o mucho tiempo, acabamos desarrollando de una forma u otra una naturaleza para superarla. De lo contrario, no es posible superarla. Y ello requiere un proceso, por eso para un niño es tan difícil sobre ponerse a la enfermedad tan tempranamente. Pero eso sería si estuviera sólo, porque teniendo padres que sepan del tema, como es tu caso, los hijos cuentan con esa ventaja. Por eso está, por ahora, más en vuestras manos que en las de ella el mantener controlada la situación.

      Espero que os vaya bien. Un saludo 🙂

Los comentarios están cerrados.