Cuando sientes un picor insoportable e incontrolable

Como todos los jueves durante 12, en una maravillosa oferta de Groupon, mi hermana, una amiga y yo vamos a los caballos, un hora en la que disfrutamos de la compañía de estos así como de nuestro profesor Mauricio, una persona tan agradable como profesional, un buenazo. Pues bien, ya van varios jueves que me vuelvo a casa con un picor casi insoportable. El picor definitivo. Uno que solo he sentido como reacción a agentes externos y que va mucho más allá del típico picor por dermatitis. Pero no me quejo, porque me lo gano. Resulta que al terminar la clase me dedico a jugar y a tocar a todos los animales. Hay un gato jovencito, muy juguetón, al que le gusta que lo acaricies y lamerte. Luego están los caballos de la cuadra, con los que me lo paso bomba dándoles de comer paja, semillas y zanahorias, y luego los acaricio, los abrazo, pego mi cara con la suya y los siento, y jugueteo con mi mano y su boca intentado que no me pille cada vez que me lanza sus grandes labios, aunque me acaban pillando. Y luego tenemos a una perra muy buena a la que le gusta hacer igual que al gato y que además te pide que le lances una piedra para que vaya a buscarla. La verdad es que solo por esto los jueves son el mejor día de la semana. Todo el ambiente que creamos juntos, animales y personas, y el esfuerzo que supone montar a caballo que requiere de toda tu concentración al máximo, todo es una experiencia increíble.

Por eso al acabar, al subir al coche, cuando toda esa magia empieza a desvanecerse aunque todavía perdura, me doy cuenta de que me he puesto perdido (miento, ya sabía lo que estaba haciendo, pero me daba igual) y de que las manos me están empezando a picar una barbaridad, mostrando unas reacciones que salen solas aunque no te rasques, y que si no las tocas se van tal y como vinieron, como si no hubiera pasado nada. Por eso, trato de no rascarme bajo ningún concepto, lo cuál, a pesar de todo el entrenamiento que considero que tengo, supone un esfuerzo importante. Pero lo consigo, y ello me da coraje porque me doy cuenta de lo mucho que he avanzado, ya que antes me habría destrozado las manos sin pensarlo ni un momento. En este caso no solo “uso la voluntad”, además intento distraerme con un juego del móvil, de colocar torres estratégicamente para defender tu base de oleadas de enemigos, mientras escucho a mi hermana y su amigo hablar y participo en la conversación. Funciona, aunque lo primero que deseo al llegar a casa sigue siendo lavarme las manos..

La enfermedad no puede conmigo. No voy a dejar de hacer las cosas que me gustan por ella. Que luego tengo que aguantarme, pues me aguanto. Estamos hablando de un picor que resistir con mi fuerza de voluntad. Para resistirse al picor, no hay otro precio a pagar, sufrir y resistirse, dejar de sufrir y hacerte más fuerte para cada vez sufrir menos. Por eso, nada de rascarme, nunca, porque sé que si lo hago voy a entrar en el juego de la dermatitis, el verdadero problema de la dermatitis, que está más allá de lo que la enfermedad puede ocasionar por sí misma. La enfermedad tampoco debe poder contigo. Lucha contra la dermatitis del mundo empezando por la tuya.

10 pensamientos en “Cuando sientes un picor insoportable e incontrolable

  1. Me encanta todo lo que escribes porque siempre das en el punto exacto, en especial las frases con la que los terminas.Gracias!!!

  2. Es algo molesto pero tienes razón no ay que darse por vencidos y rascarce animo

  3. Amen amigo, gracias a ti hoy empezare con lo de la fortaleza mental!

  4. Antes que nada te felicito yo soy instructor de pesas y spinning y ya te inmaginas los problemas que paso por esta enfermedad pero dios me a ayudado mucho me a fortalecido y la enfermedad a a ido alejandose de mi vida la comida es primordial comer sano lo mas que se pueda te felicito por tu valor y fuerza para hacer lo que te gusta sin dejar que esto te quite la vida yo hago lo mismo entreno doy spinning y soy uno de los mejores de mi país gracias a dios que el te bendiga y sigue.

  5. Hola Alex,
    Han sido tantos años de no poder hacer lo que uno quería que en algún momento de mi vida (en el límite) tuve que cuestionarme todo eso y enfrentarme para cambiarlo, para cambiar más que nada la mentalidad. Siempre sigo teniendo cuidado a pesar de hacer lo que quiero, sin embargo antes era como si una pelota me golpeara mientras yo permanecía quito, mientras que ahora yo la golpeo cuando se dirige hacia mí, y aunque algunas veces me pueda hacer daño, la paro.
    Creo que otros ejemplos de superación, de la gente que tenemos alrededor o de quien sea, son muy importantes para inspirarnos y coger fuerzas para conseguirlo nosotros también.
    Mucho ánimo y fuerza para seguir así de bien 🙂

    • Gracias por contestarme fijate que estado probando con unos jugos de verduras todos los dias y me a ido bastante bien creo que seria muy bueno que a los que les interése lo puedan probar es una mezcla de zanaoria remolacha y apio un vaso en las mañanas prueben esto no es dañino y me a caído muy bien bueno dios los bendiga y por ai andaremos.

      • No lo hago todos los días, pero comparto que cuando los tomo me van genial, y en el día estoy muy fuerte y activo. Yo lo suelo hacer de zanahoria, apio, calabacín feo o pepino y manzana o lo que tenga por ahí. La remolacha me gusta muy poco, pero es un lujo. Muy buena recomendación! Gracias!

  6. Hola buenas queria decirte que me encanta tu blog no solo por lo bien que has captado y analizado personalmente la enfermedad sino porque eres uno de los pocos que se han dado cuenta de que la dermatitis viene acompañada siempre del estado animico, sinceramente ojala hubiese encontrado tu pagina antes aunque el intentar remediarlo por mi mismo tambien me ha dado algunos puntos a mi favor 🙂 bueno para todos ustedes aunque se que puede ser ofensivo para algunos puesto que es ilegal en muchisimos sitios a mi lo que mas me a ayudado siempre para convatir el insaciable picor era un poco de marihuana, cuando lo veia totalmente necesario que era o eso o desollarme la piel a arañazos lo que hacia era fumarme un pequeño porro. En serio tu blog me ha parecido espectacular en todos los aspectos muchas gracias
    Saludos

    • Hola Alejandro, siento haber tardado en contestar. Siempre es un halago escuchar palabras de agradecimiento. Pues lo cierto es que todavía no he escrito a fondo sobre la parte del estado anímico, control de la mente, etc, pero llegarán para diciembre, o tarde o temprano. A veces cuento cosas que son un poco rollo y otras veces cosas de más debate o que resultan más fáciles de identificar en nuestras propias vidas…en cualquier caso siempre habrá de todo.
      Oye pues mira, lo del porro, fue tu forma de superarlo, más o menos cuestionable por el público, pero a ti te funcionó y eso es importante. Supongo que a veces es necesario un mal menor para evitar un mal mayor.
      Bueno, me alegro de que te guste el blog, pásate cuando quieras y cuéntanos tus experiencias. Por cierto, me gustaría conocer en detalle cómo era lo que hacías y sentías desde que te picaba hasta que fumabas y se te pasaba, ¿podrías enviarme tu experiencia en un e-mail para publicarla en el blog?

Los comentarios están cerrados.