Consejos para afeitarse con irritaciones y eccema

Lo ideal para afeitarse, en definitiva, es esperar a hacerlo con la piel bien, sin irritaciones ni dermatitis, para que el proceso que ya de por si es “agresivo” lo sea lo menos posible. Si sientes la necesidad de afeitarte a pesar de tener irritaciones o eccemas, te recomendaría que lo hicieras cuanto antes, porque si quieres afeitarte cuanto antes es porque te está incomodando, y cuanto más lo dejes, más te costará, tanto por que te ha crecido como porque te puede haber empeorado el eccema. Es raro que estando incómodo por culpa de la barba, y teniendo en cuenta que esta puede ser foco de irritaciones, vayas a mejorar por dejarla.

Para afeitarte con dermatitis, pasa la cuchilla suavemente sobre los eccemas, heridas, granos o cualquier otra alteración de la piel. Lo que yo hago es evitarlos un poco, pasar por encima, pasar de largo y luego en el repaso final con claridad y sin espuma, retocar con máxima precisión lo que me haya faltado. El resto es respetar al máximo todos los consejos que doy en el resto de temas sobre el afeitado. Por ejemplo, date solo un lavado, que el repaso final sea muy corto, que estés muy poco con la espuma, que no comas ni salgas después del afeitado, y todo lo demás.