Lavarse los dientes contra las grietas

Lavarse los dientes todos los días al menos una vez por la noche y preferiblemente tres me ha ayudado a tener los labios sanos y limpios de dermatitis. Ni si quiera por el clima o por la propia enfermedad, pero sí por dejarme un día de lavármelos por la circunstancia que fuera y he experimentado como la debilidad de mis labios se hacía patente, con molestia o con cualquier indicio, no de dermatitis, si no de ya no tener la vitalidad de siempre en esa zona.

Lo que es más, he comprobado en diferentes y numerosas ocasiones que esto puede ocasionar la apertura de sequedad extrema y grietas en la boca (en época de invierno todo un detonante). Ahora mismo, podría decir que las tres últimas veces que tuve grietas en los labios fue en este invierno, y ya digo que no exactamente por el frío, sino por haberme dejado los dientes sin lavar alguna noche.

Tenedlo muy en cuenta, porque es una medida más contra la dermatitis y en cualquier caso daño no os va a hacer, si aun caso traerá beneficios, por lo que no cuesta nada poner un poco más de atención en este tema, como se hace en el tema de llevar las uñas siempre cortas por ejemplo.