El sol

A mí el sol me sienta estupendamente. Es llegar la primavera y el verano, y ya no solo que el sol le da fuerza a mi piel y me pone moreno, sino que incide directamente en lo más profundo de mi corazón y en infunde un espíritu de alegría, de querer vivir, de buen rollo que hace que mi fuerza tanto física como mental se pongan en todo su esplendor. Para mi con el sol todo es más fácil, con la luz, y no concibo cómo la gente puede vivir en sitios fríos o en sitios donde siempre está nublado o sale poco el sol, o llueve. Sólo de pensar que si no existiera el sol no había vida en La Tierra, ya me está diciendo que el Sol es vida y es vital para todos nosotros, al margen de que nos siente mejor o peor o que no nos guste, ya que no es raro oír decir a alguien con dermatitis que el sol no le va bien y no lo quiere ver ni en pintura.

A mí no siempre me fue bien el sol, o simplemente, estaba demasiado preocupado por todas mis heridas y tan agraviado que el sol ni me iba ni me venía, estaba ahí y realmente no sabía si me iba mejor o peor, porque siempre estaba mal. Pero algo siempre he tenido claro, que me gusta el sol y la luz y ahora es cuándo he sabido darle el valor suficiente para utilizarlo a mi favor. Esto no quita que cuando llegue el verano tenga que sufrir el típico sudor por el simple hecho de las temperaturas, o que durante algún tiempo me salgan burbujas, pero el resto de cosas positivas me compensa; además, si uno aprender a llevar los problemas que ya conoce y que sabe que pueden repetirse, cada vez es más fácil prepararse ante ellos (como lo dicho de las burbujas, que este año me ha costado dos, tres semanas controlar, mientras que antes me tiraba la mitad o todo el verano entre temporada peor y mejor; ahora tengo la estabilidad y tú también podrías conseguirla)

Si por lo que sea no soportas el sol ahora, dale tiempo, dale una oportunidad más adelante. Sé consciente de los aspectos negativos del calor, el sol, la primavera y el verano y e intenta amoldarte a las nuevas condiciones.

7 pensamientos en “El sol

  1. Ni yo, ni mi piel toleramos el sol 😦 he mejorado mucho en todos los sentidos, pero por mas que quiero, no logro llevarme bien con el sol. Con poquito me pongo muy roja y mi piel se deshidrata y me da comezón x.x

    • Es una lástima, pero sigue mejorando en todos los sentidos y a ver si algún día lo toleras mejor. Esta claro que cada uno somos un mundo y debemos hacer huncapié en lo que realmente estamos seguros de que nos funciona.

  2. Hola Javier! Estaba esperando una entrada sobre el sol 😉 Yo últimamente lo estoy tomando más, y siempre me ha sentado genial, pero con las rojeces es un infierno… Aparte del hecho de que si uno tiene la piel atópica y muy sensible, el sol es peligroso (me refiero a tumbarse un rato a tomar el sol, que controlando las horas del día y el tiempo es algo muy bueno, pero mal usado puede resultar dañino, como todos sabemos).

    En cuanto a la energía que da, estoy totalmente de acuerdo contigo. A pesar de que el calor sofocante que puede llegar hacer, por ejemplo en Madrid (clima seco, contaminado, horrible para los atópicos), el hecho de que haya más horas de luz ya lo hace todo. Me cuesta muchísimo menos madrugar, te levantas con muchísima energía, sobre todo lo notamos la gente que valoramos la naturaleza, creo. Parece que te da energía. Y sentir el sol en la cara, después de haber pasado un tiempo muy de noche y frío, es una gozada. Y nada que decir con bañarse, que si lo juntas al sol, la piel suele mejorar, por estar continuamente hidratada y en remojo y por la acción del sol que ayuda a crear vitamina D. Yo ahora lo tomo con precaución, porque veo que las rojeces no lo toleran muy bien, en seguida me pica mucho y se pone casi más rojo. Al final mi moreno es moreno guepardo, lleno de manchas de distintos colores… 😛

    Quería preguntarte, por curiosidad, por 2 cosas. Por una parte, el tema de las piscinas y el mar, cuál es tu punto de vista y tu experiencia (a mí la piscina no me hace mal, a pesar de cloro, de hecho lo que noto es que las heridas se me cicatrizan antes -obviamente- y con la acción del sol va bien, y la piel no se me pone demasiado reactiva, sin más; y el mar y los ríos también van bien , por ser aguas naturales).

    La otra cosa es el protector solar. A mí hubo una vez hace años que mi madre me puso protector solar de Nivea y no quiero ni acordarme de la media hora que vino después. Con decir que me puse a gritar como un histérico y que no podía hacer otra cosa, ya os hacéis una idea…

    Luego ya no tuve muchos problemas con los protectores solares, siendo los mejores los de Nivea, que algo de caso hacen a las pieles sensibles, y los de Isdin, que estoy probando ahora y de momento no me hacen mal (porque el principal problema de los protectores en la piel atópica es la reacción que pueda tener la piel ante los componenentes, como con todas las cremas que probamos).

    Yo ahora, como te comento, estoy usando uno de Isdin para pieles sensibles, pero por lo que veo y lo que me han dicho no existen protectores solares exclusivamente para pieles atópicas.

    Pasa un buen verano! 😉

  3. A mí también me pasa Javi, me levanto mucho antes (estos días me acuesto a las 00:00 y antes de las 7:00 ya estoy con un ojo abierto de lo bien que he dormido, porque no me hace falta más). Duermo con ventanas abiertas sin posibilidad de que entren mosquitos 😛 y la puerta abierta (algo que he incluido reciéntemente y que me está dando un resultado excepcional, ya lo comentaré). Eso sí, noches de calor duermo además con ventilador, sino mi habitación es un horno.

    También pasado muchos veranos a trozos, tanto que mi hermana me llamaba “trozos”, aunque también yo, era por darle un poco de humor que bien hacía falta. Oye tío, me estás dando coba para muchos temas, tienes que escribir más a menudo que de tu comentario tengo para 2 semanas de posts 🙂

    Del cloro precisamente ya tengo un tema terminado para la semana que viene. Pienso que es por etapas y dependiendo de cómo estés, así, con más heridas y en brotes o no tolerando bien el agua o no disfrutando en ella, pues peor te va a ir en la piscina, es decir, con una dermatitis descontrolada (en la que se tambalean todos esos factores que he comentado) es más fácil que recepciones peor todas las aguas y lo que lleven, mar, piscina o río.
    Así mismo, con una Dermatitis Controlada, aunque tengas más o menos heridas, tienes una estabilidad que has conseguido por la reunión positiva de esos factores y que no vas a perder porque el cloro o la sal te sienten un día peor (o tras varios de forzarte)
    Intentaré hablar de mar y río en concreto más adelante.

    Pues de protectores solares, este año todavía no he necesitado darme, pero lo que recuerdo del año pasado es que trataba de no empapuzarme y repetir a la hora si era necesario (un poco como con las cremas, que hidratación inteligente y la justa). Lógicamente, de todo esto hablaré mucho mejor a la vuelta de la playa, pero seguramente mientras estoy allí no pueda hacerlo, así que por ahora no te puedo ayudar más; a ver si alguien tiene alguna opinión que te pueda servir. Creo que mi familia también usamos Nivea 50 cara y 30 cuerpo.

    Gracias, pasa un buen verano tu también. A la vuelta el blog se va a poner mucho más interesante, ya que preparo “algo” 🙂 ¡nos vemos!

  4. Yo he estado antes de ayer en un río, y aunque las heridas escocían un poco y picaban, la verdad es que entre el tipo de agua que es (natural) y el hecho de estar tan tan fría, es un gustazo, sobre todo para las piernas, que es lo que más cargado tengo, a veces es horrible lo que se me cargan y lo rojas que las tengo…

    Pero el río me sentó muy bien, la verdad. Yo insisto en el protector porque, en mi caso, al estar medicándome y también a veces dándome inmunomoduladores tópicos como Protopic, uno tiene las defensas de la piel más débiles, y hay que tener más cuidado.

    Como tú dices, en mi caso tampoco tuve nunca mucha necesidad, más allá de darme cremas cada vez q salgo del agua y éste se seca, porque la piel coge muchísima tirantez. Muchas veces lo que hago en ratos de piscina o playa es estar continuamente mojado: entrar al agua, salir y estar por los alrededores mojado, mientras me seco al aire, hablando con los amigos o tomando el sol; y cuando noto tirantez, otra vez al agua, y así te ahorras crema, que no me la doy hasta que sé que voy a estar un buen rato sin bañarme, o ya al final del día tras darme una ducha rápida (y fría) para quitarme el cloro que quede (o la sal, que creo que reseca mucho a pesar de que es buena para curar).

    Por último, sobre el protector solar, creo que voy a ir dejando el de Isdin a medida que coja algo de color, porque se absorbe en seguida (soy una esponja) y casi no me hace nada. En mi casa mi hermana y mi madre compran una crema de protección con aceite de palma roja y estas chuminadas que sirven para potenciar el bronceado y tal, que generalmente no son convenientes para pieles reactivas, etc, pero que curiosamente a mí nunca me sienta mal, e incluso me sienta bien: me hidrata mucho más tiempo que otra crema solar (por el aceite de palma roja) y me protege. A ver cómo voy respondiendo, porque al final esto es como todo: rachas.. ya sean de 2 días, de 2 meses o de 2 horas…

    Aprovecha el verano! Y a ver qué conclusiones sacas este año de la playa 😉
    (a ver si consigo que el dermatólogo me quite un mes el metotrexato y así me hago el test de intolerancia alimenticia por fin, que tengo unas ganas… de momento llevo casi 3 meses sin tomar nada de alcohol, aunque tengo que quitar más los refrescos y reducir el pan, que lo adoro y me cuesta muchísimo… a ver este verano que ya estoy tranquilo en casa de mis padres si lo potencio…).

    Un saludo!! 😉

    • Tranquilo, no pasa nada porque no puedas hacerte lo de la intolerancia. Ten en cuenta que no todo el mundo tiene acceso a ello y se cuidan la dieta igualmente.

      Por lo que nos contaste en otros temas, lo has pasado lo suficientemente mal como para que merezca la pena hacer el esfuerzo; además, piensa que siempre puedes volver a introducir un alimento que te habías quitado porque consideres que has mejorado mucho y te quieras permitir el riesgo de empeorar.

Los comentarios están cerrados.