Consejos para mantenerse cómodo con las uñas cortas DURANTE y TRAS el corte

Para cortarlas recomiendo el corta-uñas y no las tijeras o cualquier otro método. Si empiezas a sentir que las tienes largas o que ya te puedes hacer alguna herida (o que ya tienes alguna herida nueva) significa que ya es el momento de cortarlas, aunque lo ideal sería decir que te las cortas una vez por semana (o cada x días) para anticiparte a que puedan aparecer las primeras heridas.

Con el corta-uñas en mano, ve rodeando cada uña poco a poco y trata de cortarla simétricamente para dejarla bien redondeada: redonda es la mejor forma de evitar cortes, roturas y enganches. Pprimero una mano y después la otra: no interrumpas el proceso. Pasado un día deberías haber perdido la mayor parte de incomodidad o repelús que te pudiera haber ocasionado el cortarte las uñas si es que fue así. Pasados dos días estarás perfecto. No dudes en retocar una uña si sufres algún percance, aunque si lo has hecho bien esto sería casi imposible.

Tampoco recomiendo entrar en contacto con cualquier tipo de tejido, es decir, que evitéis tocar nada, sobre todo cuanta menos costumbre tengas de cortártelas y de mantenerlas cortas y por supuesto, si te las cortas mucho. Y es que este es otro punto importante: yo pienso que cuanto más te las cortes mejor, porque más tiempo habrá hasta la próxima vez que las cortes y menos probabilidades de que te hagas daño aun teniéndolas cortas.

Conforme vas cogiendo costumbre, la carne que rodea y está debajo de las uñas se va endurenciendo de forma que cada vez se hace menos molesto cortárselas. Otra cosa que deberías hacer después es limártelas, pero no convencionalmente o con lo que nos venden, sino con una hoja de papel, a base de frotarla rápidamente, y funciona increíblemente bien, sin dar repelús y con un acabado fabuloso.

Un pensamiento en “Consejos para mantenerse cómodo con las uñas cortas DURANTE y TRAS el corte

  1. Muy buen tip, yo siendo mujer digo NO las uñas lagas y pintadas, pues incluso el esmalte de uñas podría empeorar una herida. Solo recurro a las uñas postizas en una ocasión muy especial y me las retiro muy pronto. Ya me he acostumbrado a tenerlas “pegaditas” así les digo yo. Muchos saludos para tí!!! 🙂

Los comentarios están cerrados.