Ducha sólo de cabeza

Esto bien muy bien para no ir con los pelos de recién levantado al trabajo o a los estudios.  Durante mi etapa de pubertad-adolescencia (sobre todo bachillerato) lo pasé bastante mal yendo a clase con el pelo sucio muchas veces (y me da vergüenza decirlo, pero es que entonces no era consciente) pero es que no podía estar duchándome constantemente porque tenía la piel hecha un Cristo y como sabéis, las heridas duelen, te duchas de mala gana, y tienes la moral bastante “así así”:

Total, que un día vi a mi padre lavándose sólo el pelo, ahí a las 6:30-7:00 para ir a trabajar, y dije “¡anda, que buena idea! (que yo por entonces ya me estaba dando cuenta de que tenía que hacer algo), “¡la solución para no ducharme y parecer que estoy limpio!” Suena mal, pero para mí era lo que había, y quería que los compañeros de clase, ya que no comprendían por lo que pasaba (mi familia si lo entendía, pero no faltaba el “¿cuándo te vas a duchar?” de vez en cuando), no pensaran que era un guarro.

El sistema funcionó muy bien, me dio bastante fuerza y mejor imagen, que eso me animaba mucho a mí mismo y me acercó cada vez más al trato con el agua, así que fue cuestión de semanas y meses que empezara a tolerar mejor el agua (conforme me iba recuperando de la piel, ya que mientras estaba luchando por dejar las cortisonas y llevar a cabo mis nuevos pensamientos que aquí reúno). Aunque lo que a uno le apetece o puede ducharse cambia mucho también por las estaciones, porque actualmente me puedo duchar de 3 a 5 veces por semana, dependiendo de lo que haga, pero en invierno es bastante menos.

Finalmente me queda decir que en horario de trabajo de levantarse pronto me gusta muy poco ducharme (ahí casi de madrugada todavía…), así que lo hago al final de la jornada y preferiblemente los fines de semana para estar más tranquilo.

2 pensamientos en “Ducha sólo de cabeza

  1. Hola de nuevo, Javier!
    Siento curiosidad por este tema. Esta mañana me he levantado con la piel regular (ahí sigo, un poco mal, sobre todo de cintura para arriba, y la espalda, que la tengo muy mal y no amaina…). Me he metido en la ducha y he visto las estrellas. El escozor me ha durado unos 15 segundos, pero ha sido horrible…

    El caso es que a los atópicos nos dicen muchísimo que no nos tenemos que duchar todos los días, pero el caso es que a mí en concreto me cuesta muchísimo no hacerlo…! Y quería saber si a ti te pasa o te pasaba lo mismo. Para mí, la ducha nada más levantarme es vital, sobre todo si me levanto con muchas pieles muertas, o la piel levantada o muy seca. Salgo renovado, aunque reconozco que si estás muy mal da mucha pereza.

    Sin embargo, alguna vez he probado a no ducharme, y es que me resulta mucho más duro: darme crema sobre la piel seca, con eczemas y en muchos casos habiendo supurado por la noche, o habiendo sudado, pues claro, te da de todo… En esos casos necesito ducharme aunque me escueza la vida…

    Ahora que leía esto, me ha dado por pensar que yo antes, cuando iba al instituto y tal, creo recordar que no era de ducha diaria, me daba la crema, me lavaba bien la cara, y punto. y tampoco me costaba tanto. Fue cuando empecé la universidad cuando me dio por ducharme todos los días, y luego ya en 2º de carrera me dio el brote gordo que aún mantengo 5 años después… No creo que tenga demasiada relación,, porque me empecé a duchar todos los días antes de la universidad y no estaba tan mal. Quizá fue una mezcla de cambiar de clima (fui de Segovia a vivir a Madrid, mucho más seco y me afecta mucho la contaminación), cambiar de ambiente, cierto estrés, y algo que debió joderme por dentro, porque si no no me explico a qué se debió ese brote tan horrible.

    En fin, a lo que iba: que me gustaría saber si a ti te pasó o te pasa lo mismo, si te costaba no ducharte o has sido más de que prefieres no ducharte; y cómo sobrellevabas darte crema sobre eczemas secos, o sobre la piel muy muy seca y dañada.

    No noto excesiva mejoría, la verdad… Tengo que ser más constante y más paciente, pero llevo unos días que se me está haciendo un pelín cuesta arriba otra vez…

    Un abrazo!

  2. No, todo lo contrario, yo no quería ducharme ni sentía la necesidad (de pequeño).
    Ahora mi piel sí que admite el agua y puedo ducharme cuando quiera, pero lo hago cuando lo siento (y me puedo tirar como 15 minutos, porque disfruto un montón, ya te digo…no es por tocar la moral xD).

    Claro, es que a parte de cómo sea tu piel y de cómo te guste tenerla, depende de lo dañada que la tengas. Precisamente porque hacía lo mismo que tú no lograba curarme, porque mi piel era seca, y agua constante, e hidratación constante, todo mal…pero es que a mí me gustaba seca. Entonces recuerdo que dije, “bueno pues si la sequedad cura mis heridas (que de eso me había dado cuenta”) voy a probar) y algo así hice, que me tiraba más de dos semanas sin ducharme y cuanto más me alejaba de mis antiguos hábitos equivocados, más contento estaba conmigo mismo, y luego más mejoraba.
    A ver, creo que todo esto de una forma más activa o más pasiva lo he dicho anteriormente, por eso no me quiero repetir. Solo te digo, que igual piensas que algo te está sentando bien porque a ti te lo parece (como cuando me dices que te sientes renovado) pero en realidad te está sentando fatal…más allá de esto, quiero decir que intentes cambiar de prisma, dale la vuelta a la hoja, prueba cosas nuevas, como todo lo contrario a lo que haces y experimenta como funcionas (es que uno también puede creer que sabe como funciona y vivir engañado).
    Como para mi no hay una verdad absoluta a vosotros os recomiendo lo mismo, que experimentéis. Total, de perdidos al río. Yo pensaba que si estaba jodido, cuánto peor podía estar?, me daba igual porque podía soportarlo.

    No sé si te habré resultado algo útil en este popurrí, pero espero que te mejores.

Los comentarios están cerrados.