Mitigando el dolor del alcohol

El alcohol, según en qué herida o irritación te lo eches duele bastante, es comprensible. Para que no me duela tanto yo me hecho un chorro en la mano, y de la mano me lo doy en la zona afectada dando pasada, de forma que cada pasada me calma. No es que reduzca el dolor, sino que se trata de una forma de distraerse: en lugar de echartelo y quedarte pensando en cuánto te duele interactúas de alguna forma. Otras veces hablo y suelto el típico “madre mía cómo duele” o me muevo, camino, o a veces también no hago nada según la ocasión…se trata de buscar la forma en qué más cómodamente te lo das.

Por otro lado, hay un truquillo que uso que sí que me funciona para reducir el dolor. Resulta que me he dado cuenta de que si me hecho el alcohol seguidamente en distintas zonas, dejo de prestar tanta atención en la primera zona en que me lo di. Me explico. Es como si mi cerebro se diera cuenta de un dolor, pero como aparece otro nuevo, deja de prestarle atención a ese y se va al nuevo. También puede ser que cómo el alcohol va dejando de escocer progresivamente y en cambio nada más echado es cuando alcanza el pico de dolor, pues el cerebro requiere la atención del más prominente.

9 pensamientos en “Mitigando el dolor del alcohol

  1. Hola Javi, te lo echas directamente sobre el eccema? con la piel recién lavada? y desaparece?

    Gracias!

    • Me lo echaba directamente sobre el eccema, sin la piel lavada, es decir, cuándo lo necesitara (que normalmente era recién levantado porque por lanoche era cuando perdía algo del control).
      Y no, no desaparece, pero a mí me da la impresión de que contribuye a mi piel a regenerarse antes y además me calma la zona quitándome la molestia. ¿Todavía no lo has probado en las yemas? Ahora eso sí, vas a ver Madrid.

      • Sólo lo he probado en una parte de la mano, y como bien dices no desapareció. Es cierto que se seca la mano…no sé, estoy dudando si echármelo esta noche por las manos como si fuera una crema o cuando me levante no sé…porque según leo, calma y puede que las cierre, pero con el uso continuado por ejemplo con las manos llenas de eccemas se quitan por completo? ¿o es solo una cuestión de aliviar al principio y después seguir con crema?

        • Es cuestión de qué si quieres lo pruebes y compruebes cómo funciona con tu cuerpo. No hay nada dicho, los resultados te ayudarán a sacar tus propias conclusiones.

  2. Hola Javi! Hace unos días descubrí tu blog y la verdad es que estoy alucinado. Tengo 28 años. A los 16 años tuve un brote espantoso por todo el cuerpo: axilas, ingles, espalda, manos,… pero después de untarme en cremas durante un año, conseguí “controlarla”. Desde los 17 años, sólamente la tengo en las manos, aunque en raras ocasiones vuelve a surgir en axilas, pero se van en un par de semanas. El caso es que en mis manos nunca ha estado controlada la enfermedad. Con mucha frecuencia me salen las “pompitas” de agua bajo la piel, que pican muchísimo, que se secan, mejoran un poco y vuelven a salir. Pongo todo mi empeño en no rascarme, pero en ocasiones parece que es imposible. Llevo todos éstos años luchando con ellos, con miles de cremas hidratantes, con cremas con cortisona, con el protopic,… pero no he conseguido nunca estar más de una semana tranquilo. No me resigno a pensar que voy a estar así toda mi vida, pero a veces es difícil ser optimista. La verdad es que lo del alcohol nunca lo había probado, pero por intentarlo que no sea. ¿Es mejor dejarse las “pompitas” como están o es preferible pincharlas para que todo el líquido salga y luego echar alcohol?

    • Es mejor dejarse las pompas como están, independientemente de que uses el alcohol. Es cierto que fastidia verlas y tenerlas ahí y “no hacer nada” pero es mejor así, porque tal y como están y permanecen, se cansan y se van si no las tocas (hablo a la ligera, me refiero a que ayuda a que la cosa no se complique). Prueba el alcohol, estén o no pinchadas, y ten en mente los trucos de siempre (porque después de tantos años ya los conoceras), como no tener los dedos juntos, evitar que suden, dormir con ellas fuera de las sábanas de la cama, lavartelas siempre que se ensucien, no someterlas a fuerzas como las bolsas de la compra…

      Espero que mejores “algo” de aquí a un tiempo, un saludo

      • Muchas gracias por tus consejos. Creo que el sentir que no eres el único “raro” que tiene cosas “raras” en la piel, ayuda bastante a darle un enfoque más positivo. Ya te contaré cómo me ha ido con el alcohol.
        Un saludo

  3. Hola Javi, fíjate que lo del alcohol lo he probado en varias zonas y no acabo de “verle” resultado…no sé…la verdad es que algo de sentido tiene, pues la crema nivea es la que mejor me viene y contiene alcohol…

    seguiremos probando…

    • Bueno, Demetrio se ha puesto en contacto conmigo y me ha contado que ha vuelto a usar el alcohol pero esta vez por más zonas y durante un par de días, y me ha transmitido su alegría porque sus eccemas han empezado a remitir rápidamente. Como veis, no corráis, probad durante unos días y de diferente formas y entonces podréis ver si os funciona o no, ya que cada uno somos un mundo.

Los comentarios están cerrados.