Dermatitis en el pelo y en la peluquería

En mi caso, he debido de tener dermatitis en la cabeza, pero nunca he sido consciente de ello, porque no me gustaba rascarme en el pelo. De todas formas, tampoco recuerdo que me picara mucho la cabeza, así que no debo haber tenido demasiado. Pero claro, también es porque no me rascaba, porque ciertamente la mayor gravedad de esta enfermedad viene por lo que nos hacemos nosotros mismos cuando nos pica.

Dicho eso, muchos me decíais que os daba reparo ir a la peloquería con dermatitis. Yo por lo que más he sufrido es por la que tenía en el cuello, porque por ahí sí que necesitaban pasar la cuchilla o tijera o lo que fuera e igual a veces me preguntaban si estaba bien. En el pelo ya digo que no he tenido problemas.

En cualquier caso, todo esto es una estupidez. A la peluquería hay que ir con ganas y con todas las de la ley y no nos tiene que dar reparo nada. Y si hace falta pues se dice que tienes un poco de dermatitis y que tenga cuidado y nada más. No nos tenemos que avergonzar y sobre todo, no nos tenemos que rascar la cabeza. De verdad, rascaros en otra parte, por ejemplo una parte que no se suela ver, y si eso os va a servir para tener menos complejos, adelante.