Testimonio #15

Profesor

Pues primero que nada una felicitación por las cosas tan maravillosas que has descubierto y por el compartirlas con nosotros. Te cuento rápidamente, tengo 22 años soy mexicana. Desde qué nací padezco de DA. Y no recuerdo que tan grave estaba de pequeña pero me comenta mi mamá que estaba llena de brotes. Cada vez han sido menos, ahora solo aparecen alrededor de la boca, y en el cuello. Yo también he probado todo tipo de cortisona, oral e inyectada, recuerdo que hace una par de años me recetaron talidomida un producto para el cáncer. He probado de todo, baños de lodo, baños de avena, cremas hidratantes caras, baratas, etc. Pero nada hace que se controle esta enfermedad, a veces caigo y me deprimo, yo soy maestra y tengo que dar la cara todos los días, y es incómodo explicar alumno por alumno el por qué su maestra tiene el cuello rojo, el que sepan que esta enfermedad NO se contagia, y el aguantar que te vean con morbo y muchas veces aunque nos duela con asco. Creo que en México falta mucha información sobre este padecimiento, ya no quiero depender de la cortisona. Mañana visitare a un nuevo dermatólogo y hablare sobre cosas que aprendí hoy. Muchas gracias por orientarnos. Sobre todo comprendernos porque he aprendido que nadie entiende más a un paciente con DA que otro paciente con DA. FELICIDADES y que Dios te bendiga.