Testimonio #16

barco-de-vela-14

Como mamá de un niño afectado de dermatitis, tengo mucho que agradecerte, hemos aprendido más leyendo tu blog que en los 4 años que llevamos visitando pediatras, dermatólogos y homeopatas. ¡Y no es exagerado!
Luchamos contra la dermatitis desde que mi hijo tiene cinco meses, con brotes continuos, heridas, piel arrancada, despertares nocturnos continuos… y un niño difícilmente te puede explicar lo que tu explicas en tu blog y eso nos ayudo muchísimo a comprender qué es lo que le pasa en cada situación.
Porque la clave es comprender como funciona su cuerpo, su piel, la enfermedad, e ir más allá de la frase tantas veces repetida por los profesionales “piel atópica, no tiene solución”.
He devorado cada línea que has escrito y lo cierto es que, siguiendo tus comentarios, hemos mejorado mucho el estado de la piel. Después de más de 4 años, ¡dorminos toda la noche sin un solo despertar para rascarse!
Ahora nos falta aprender a mejorar el estado emocional de todos y aprender a entenderle mejor.

¡GRACIAS!